VALENTÍA, DETERMINACIÓN, AUTENTICIDAD

Gracias a su diseño único y a las tres complicaciones relojeras, los relojes RESERVOIR son un reflejo de otras épocas en las que la instrumentación mecánica de precisión se ponía al servicio del hombre.

Valentía, determinación, autenticidad… sensaciones que disparan la adrenalina y aceleran el pulso: los relojes RESERVOIR narran desde la muñeca historias cargadas de intensidad, autoafirmación y fuertes sensaciones. La aguja única de las esferas RESERVOIR retrocede cada 60 minutos, marcando así la huella de la hora pasada e invitando a vivir con intensidad la siguiente hora por vivir. El RESERVOIR es un reloj atrevido, con una lectura radical de la hora y un innovador enfoque que permite a cada usuario vivir apasionadamente cada minuto con exactitud y precisión. El lujo de la intensidad, donde todo se hace posible.

EN LOS PRELUDIOS DE LA CREACIÓN…

Nace la idea.

La de rebasar los límites, superar nuevos horizontes y realizar auténticas proezas, como lo hicieron aquellos pilotos legendarios que han servido de fuente de inspiración a RESERVOIR. Unas proezas que han sido posibles gracias a la increíble energía de estos pilotos, así como de la gasolina, simbolizada por la aguja indicadora y el bidón de combustible.

RESERVOIR toma prestado el motivo grabado en los laterales de los bidones de gasolina para encarnar sus valores material y formalmente y crear el emblema de la marca. Nacidos en los años 30, estos depósitos de combustible fueron objetos preciados, especialmente durante la guerra, tanto para los soldados y sus jeeps como para los cazas a punto de despegar hacia el combate. Una auténtica alegoría de la marca que recuerda que, en toda acción que se realice, la energía es imprescindible.

RELOJERÍA SUIZA A LA FRANCESA

RESERVOIR es una casa relojera francesa nacida de la pasión de un hombre por los antiguos instrumentos de medición, objetos que desgranan el tiempo, registran vueltas o cuentan kilómetros.

En París, la capital del lujo y de la creatividad, fue donde se instaló la marca originalmente y comenzó a dar vida a sus creaciones relojeras, inspiradas en la funcionalidad y la estética de objetos del pasado. En cuanto a su fabricación, los relojes RESERVOIR son concebidos y ensamblados manualmente en La Chaux-de-Fonds, Suiza, respetando la tradición artesanal y la etiqueta Swiss Made.

HISTORIA DE HOMBRES VALIENTES

François Moreau

Amante de la relojería y entusiasta de los instrumentos de medición vintage desde muy joven, François creó RESERVOIR en homenaje a aquellos pilotos automovilísticos de leyenda, a aquellos pioneros de la conquista aeroespacial y a todos aquellos héroes decididos a sobrepasar los límites marcados por su época.

Tras 25 años de experiencia como directivo de banca a nivel internacional, François dedicó toda su energía y sus conocimientos al lanzamiento de RESERVOIR en 2015 con el objetivo de vivir plenamente sus pasiones y elaborar colecciones de relojes innovadores. Dotado de un perspicaz sentido del diseño y una contagiosa capacidad creativa, a François le mueve su implacable deseo de proponer una alternativa auténtica y asequible a la relojería de lujo.

François Nakkachdji

François se embarcó en la aventura de RESERVOIR con la convicción de que el proyecto respondería a las expectativas de un mercado relojero que en los últimos tiempos había sufrido cambios, hecho que pudo constatar desde su cargo en la dirección, durante ocho años, de una de las filiales en China de la primera marca mundial de relojes de lujo Swiss Made, siendo así responsable de una red de más de 50 puntos de venta.

Terminada en el 2000 su carrera universitaria en ciencias políticas, François experimentó rápidamente el deseo de llevar a la práctica su fascinación por el desarrollo comercial y operativo de los productos de lujo y se trasladó a China en 2002, donde creó la filial de China meridional para el principal distribuidor de vinos foráneos del país, pasando más tarde a formar parte del sector relojero del lujo, en 2007.

François-Marie Neycensas

François-Marie materializa su deseo de emprender luchando por convertir RESERVOIR en una nueva marca de relojes de lujo. Amante de los relojes con historia, François-Marie se compromete a crear una experiencia única, una historia narrada por los relojes que adornan su muñeca, plasmando en la utilización de un objeto preciado de gran calidad un sentimiento que rinde tributo a los héroes de antaño.

Además de una doble formación como ingeniero de artes y oficios en la escuela INSEAD y un reciente posgrado en Executive MBA en la escuela HEC de París, François-Marie ha desarrollado su trayectoria profesional en grandes empresas en Francia, Europa y América Latina, lo que le ha permitido adquirir unos sólidos conocimientos en estrategias de marketing, comunicación y medios digitales trabajando para marcas reconocidas a nivel mundial.

Guillaume de Bonvouloir

Guillaume conoció a François Moreau en julio de 2016 y tuvo una gran corazonada sobre los bocetos de los primeros prototipos. Por su condición de amante de los relojes y defensor de los valores trasmitidos por los productos de lujo, Guillaume quedó inmediatamente seducido por la marca y no tardó en entrar en RESERVOIR para encargarse de la actividad comercial de la zona EMEA.

«He diseñado una red de distribución ideal para la marca que ahora mismo está en desarrollo». Desde febrero de 2017, Guillaume dedica toda su energía a reclutar agentes y distribuidores con un espíritu aventurero en la zona a su cargo. Su experiencia, su nivel de exigencia y su tenacidad le han permitido establecer colaboraciones con las mejores firmas.

LOS UNIVERSOS DE INSPIRACIÓN

RESERVOIR se inspira en el universo que ha marcado la historia de la humanidad desde el siglo XIX hasta nuestros días.

Inspirada en el automovilismo y sus bólidos de carrera, símbolos de resistencia y rendimiento, nace la línea GT Tour. De los coches antiguos con líneas depuradas y sus sofisticados motores no podía surgir sino SUPERCHARGED.

La aviación militar y sus iconos –tanto los modelos de ciertos aviones de culto como el diseño de las cabinas– suponen una inagotable fuente de inspiración para la gama AIRFIGHT.

Los submarinos, símbolos de una potencia confinada a las más profundas oscuridades, nos llevan hasta la serie TIEFENMESSER.

Las colecciones RESERVOIR son auténticas alegorías que toman elementos de estos imaginarios a través de sus líneas, sus materiales y sus diseños únicos.

UNA LECTURA RADICAL DE LA HORA

Retomando el estilo decididamente funcional de los antiguos instrumentos de medición, RESERVOIR ofrece una atrevida lectura de la hora.

El minuto retrógrado y la hora saltante en ventanilla sustituyen a las tres agujas tradicionales de los relojes suizos. Los RESERVOIR son relojes creativos con una lectura radical de la hora que combinan dos complicaciones relojeras con una reserva de marcha, indicador de la energía mecánica y de la potencia restante: El minuto retrógrado a 240° recupera el funcionamiento de los cuentarrevoluciones, los manómetros o incluso los profundímetros. La hora saltante en ventanilla recuerda a los cuentakilómetros. La reserva de marcha emula a los indicadores de combustible o de aceite.

Precisión, exactitud y fiabilidad, todo está medido por el tiempo, el rendimiento y el riesgo.

Reservoir Watch concepto

ETIQUETA SWISS MADE

“La colección RESERVOIR pone de manifiesto un saber hacer relojero que responde a las exigencias profesionales más estrictas.

En la Chaux-de-Fonds, Suiza, es donde los relojeros cualificados conciben, ensamblan y ajustan minuciosamente los relojes RESERVOIR. El rigor de los controles y el cuidado puesto en cada detalle son lo que permite a RESERVOIR ostentar la etiqueta SWISS MADE, un reflejo de la calidad relojera que ha alcanzado gracias un módulo propietario patentado que comprende 124 componentes.

Mouvement

En la Chaux-de-Fonds, Suiza, es donde los relojeros cualificados conciben, ensamblan y ajustan minuciosamente los relojes RESERVOIR. El rigor de los controles y el cuidado puesto en cada detalle son lo que permite a RESERVOIR ostentar la etiqueta SWISS MADE, un reflejo de la calidad relojera que ha alcanzado gracias un módulo propietario patentado que comprende 124 componentes.

Específicamente, hemos creado y patentado un módulo propio de 124 piezas que es accionado por un movimiento ETA 2824-2, reconocido por su fiabilidad y su precisión, con una oscilación de 28 800 alternancias por hora.

Todos los relojes RESERVOIR ofrecen también un minuto retrógrado, una hora saltante y una reserva de marcha con una autonomía de 37 horas.

Subscribirse
a la newsletter

Unirse
a la comunidad

Commander en ligne
Choisir une montre

LIVRAISON
OFFERTE

PAIEMENT
SÉCURISÉ

RETOUR
FACILITÉ

GARANTIE
INTERNATIONALE

Essayer une montre
Distributeurs Showroom Paris

ESSAI
SANS ENGAGEMENT

RENCONTRER
UN EXPERT